Montfort Noticias - Montfort Noticias

Vaya al Contenido

Ordenación Sacerdotal

Montfort Noticias
Publicado de en África francófona · 6 Mayo 2020
Tags: NUAFF615
[FR]




KINSHASA, RDC – El sábado 14 de diciembre 2019, en la parroquia de Sainte Thérèse de N’djili en Kinshasa, han sido ordenado, los dos diáconos montfortianos Péguy NKUMBE y Pasal NSUNI por la imposición de las manos de su Excelencia Monseñor Edouard KISONGA, obispo auxiliar de la archidiócesis de Kinshasa.
 
Una celebración eucarística muy viva ha sido animada por las dos comunidades parroquiales a saber Saint François Xavier de donde proviene el Padre Péguy y Sainte Thérèse de donde proviene el Padre Pascal.
 
En su homilía, Monseñor Edouard ha subrayado el sentido del sacerdocio dando sus orígenes en el Antiguo Testamento para culminar en el sacerdocio supremo de Jesucristo. Varias veces, ha insistido en el hecho que un sacerdote debe ser un hombre de alegría. Eso se ha manifestado en el canto lingala que ha cantado más de dos veces « Nganga Nzambe moto ya Esengo » (El sacerdote, hombre de alegría).
 
Además de los amigos, de conocidos, de familiares de los dos ordenados, hemos notado la presencia y la participación de algunas autoridades tanto eclesiásticas como político-administrativas, de sacerdotes, de religiosos y religiosas. La familia montfortiana en su totalidad fue también representada: Las Hijas de la Sabiduría, los laicos montfortianos, los Hermanos de San Gabriel y los Misioneros Montfortianos.
 
El Consejo General de la SMM estaba también en la celebración, representado por el Reverendísimo Padre Luiz Augusto STEFANI, Superior General y los dos asistentes generales, Padre Felix MABVUTO y Arnold SUHARDI.
 
Por último, después de la misa, hubo la comida fraterna compartida en la misma parroquia, organizada y preparada por el grupo apostólico y voluntario compuesto de hombres y mujeres al servicio de la Iglesia con el nombre de “BAMIBONZA”: los y las que se han ofrecidos para el servicio de los demás a ejemplo de de Cristo.
 
 
P. Jean de Dieu Bokumu, SMM










sin comentarios
Regreso al contenido