Peregrinación Católica Ucraniana a Litchfield

Vaya al Contenido

Peregrinación Católica Ucraniana a Litchfield

Montfort Noticias
Publicado de P. Bill CONSIDINE, SMM en Estados Unidos · 11 Abril 2022
Tags: NUUSA830
[EN]  [FR]



 
CONNECTICUT, Estados Unidos - El domingo 3 de abril, monseñor Paul Chomnycky, OSBM, jefe de la eparquía católica ucraniana de Stamford, animó una reunión de católicos ucranianos y de rito latino en nuestro santuario Montfortiano «Gruta de Lourdes» en Litchfield para un «Moleben» a la Madre de Dios/ Oraciones por Ucrania. A pesar de un día frío y lluvioso, la capilla estaba llena, muchos habiendo nacido en Ucrania o con parientes ahora en grave peligro. Las oraciones, letanías e himnos fueron cantados en ucraniano, en armonía coral espontánea. Las oraciones a la Madre de Dios terminaron con el himno de Lourdes, cantado en la gruta.
 
Nuestro Santuario con la Gruta de Lourdes en Litchfield ha sido elegido por el vínculo precioso con dos santuarios famosos: Nuestra Señora de Lourdes en Francia, con su fuente y sus curaciones, y Zarvanytsia, el antiguo y más importante centro de peregrinación de Ucrania.
 
Según la tradición local, en el año 1240, un monje huía de los invasores mongoles. Se detuvo una noche en el bosque, agotado por el hambre y sus heridas. El monje oró sinceramente por su tierra desgarrada por la guerra, pidiendo la intercesión de la Madre de Dios, pero pronto se durmió rezando. En un sueño, la Bienaventurada Virgen María apareció con dos ángeles sosteniendo lirios blancos. El monje se despertó y vio un hermoso valle rodeado de un denso bosque. De repente, una fuente de agua clara brotaba en la hierba, y por encima, el icono de la Bienaventurada Virgen María con el niño Jesús en sus brazos. El monje cayó de rodillas y oró fervientemente mientras lavaba sus heridas. Pronto, sus fuerzas volvieron a él, y en honor de este milagro, construyó una celda en una cueva y colocó el Icono llamando al lugar donde se durmió - Zarvanytsia. La gente ha oído hablar de la curación milagrosa y han comenzado a venir de todas partes.
 
Durante la Segunda Guerra Mundial, el icono de la Madre de Dios fue ocultado por los aldeanos. No fue devuelto a la iglesia hasta 1989, cuando los servicios se reanudaron después de la era de las prohibiciones soviéticas. De hecho, las autoridades soviéticas hicieron todo lo posible para impedir que la gente viniera a Zarvanytsia. En 1960, los soviéticos decidieron destruir la fuente misma, volar la capilla por encima y cercar la zona con alambre de púas. Pero ni siquiera eso detuvo a los peregrinos que, ocultándose de la policía, vinieron al arroyo por la noche, implorando la curación.
 
Zarvanytsia es uno de los 25 centros espirituales marianos más grandes de Europa. Antes de esta guerra, millones de peregrinos venían a este lugar a rezar a la Virgen. La comunidad montfortiana que sirve al Santuario «Gruta de Lourdes» en Litchfield ha tenido el honor de acoger esta peregrinación de paz para los pueblos de Ucrania y de Europa del Este. Nos hacemos eco de las palabras del Papa Francisco en su acto de consagración del 25 de marzo de 2022:
“Oh Madre, en medio del trueno de las armas, que tu oración dirija nuestros pensamientos hacia la paz. Que tu toque maternal alivie a los que sufren y huyen de la lluvia de bombas. Que tu abrazo maternal consuele a los que se ven obligados a abandonar su hogar y su tierra natal... Haz que la guerra termine y que la paz se extienda por el mundo…”.
 
 
P. Bill CONSIDINE, SMM










0
reseñas
Regreso al contenido