Montfort Noticias - Montfort Noticias

Vaya al Contenido

Unos laicos participan en el proyecto de revalorización de nuestros archivos en Roma

Montfort Noticias
Publicado por en Roma ·
Tags: NUGEN351
[EN]  [FR]


 
 

 
Roma – Los Misioneros Montfortianos han tenido la suerte de tener a unos laicos que se ponen discretamente a disposición por el éxito de algunos proyectos. Denise DELVAUX, una voluntaria belga, joven jubilada que ha trabajado en la biblioteca de la Universidad de Lovaina, es uno de los ejemplos de dedicación al servicio de la Congregación. Desde su encuentro con los Montfortianos, hace 35 años, como voluntaria ha trabajado mucho para la Compañía de María. Ha puesto a disposición su peritaje de 40 años en la Biblioteca universitaria para poner en orden los libros de la biblioteca montfortiana de Lovaina. Ahora amplia sus servicios ayudando a la Casa General de Roma.
 
En estas últimas semanas, Denise ha trabajado para ayudar a organizar la Biblioteca de la Casa General. Antes de volver a Bélgica, la hemos entrevistado sobre la evolución del trabajo hecho aquí.
 
Hoy es mi último día de mi segunda estancia de tres semanas aquí en Roma. La finalidad es inventariar y salvaguardar los libros de la Biblioteca histórica de la Casa General. Mi primera estancia fue en el mes de septiembre y ahora acabo de terminar la estancia de noviembre.
 
En efecto el inventario de la Biblioteca histórica es la última parte del proyecto de puesta a disposición de los archivos montfortianos en colaboración con KADOC, por el cual Nortje LAMBRICHTS está trabajando. El antiguo superior general el padre Santino BREMBILLA de acuerdo con el comité de pilotaje del proyecto prefería no esperar el final del proyecto para ocuparse de la biblioteca.
 
Como hace tiempo que trabajo en la biblioteca de Lovaina, Jan DE MAYER, gerente del proyecto, me ha preguntado si estaba disponible para venir a Roma, pues he aceptado cambiar mi lugar de trabajo por algún tiempo de Lovaina a Roma.
 
El proyecto para la revalorización de los archivos (y de los libros) es la contribución de la congregación para conmemorar el Tricentenario de la muerte de San Luis María y debe ser entendida como una etapa importante en la historia de la Compañía de María.
 
El inventario está hecho con el programa “Access” con el modelo de datos básicos del libro: Autor, título, edición, fecha, etc. El contenido y la condición del libro no se toman demasiado en cuenta. Cuando el libro está muy deteriorado o que le falta unas páginas, como por ejemplo la página del título, no puede ser registrado en el catálogo.
 
He aquí la composición del fichero hasta ahora:
 
-  El lote de “Jesuítica”
 
-  El lote de libros de derecho canónico
 
-  Los libros del fondo del padre Eijckeler sobre la espiritualidad y los estudios que ha hecho como “la esclavitud” y “el espíritu de la época del Padre de Montfort”. Pedro Eijckeler era el primer montfortiano con un doctorado conseguido en la Universidad de Nijmegen en Holanda.
 
-  Pequeñas donaciones y copias libres.
 
-  Grandes colecciones de teología y unos teólogos de Tomás a Kempis, Suarez.
 
- Algunos libros de casas montfortianas y/o editados por unos padres montfortianos, como las ediciones montfortianas de Montreal, el colegio de Romsey, el Escolasticado San Juan en Otawa … un testimonio del pasado.
 
-  Unos periódicos.
 
El último paso será otro reto para la congregación. ¿Quién hará el trabajo de poner juntar todas estas colecciones, que sean colecciones completas en otros países o en otros lugares? ¿Quién va a continuar la Biblioteca Montfortiana de Roma?
 
Actualmente 2.350 temas están ya en el inventario. En este primer período podría terminar con 1.450 temas. En esta parte de la Biblioteca, con la dificultad que tengo con el latín y el italiano, el registro de los libros ha sido difícil. Pero esta semana, mi hermana y mi cuñado que han venido a visitarme en Roma, estaban tan sorprendidos de ver la riqueza de la colección y el objetivo del proyecto, que me prometieron venir a ayudarme el año próximo, por lo menos para corregir mi trabajo.
 
Con esta promesa, dejamos Roma para entrar sin tardar a la vez en el tiempo del adviento y en la nueva etapa de este trabajo.





------------------------------





sin comentarios


Regreso al contenido