Apertura del nuevo noviciado en la Delegación de África Francófona

Vaya al Contenido

Apertura del nuevo noviciado en la Delegación de África Francófona

Montfort Noticias
Publicado de Equipo del Noviciado en África francófona · 29 Agosto 2022
Tags: NUAFF892
[EN]  [FR]



 
KINSHASA, RD Congo - El 15 de agosto de 2022, en la solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María, recibimos un don del Cielo, una gracia. Era la apertura del nuevo noviciado en la Compañía de María. Una nueva etapa de formación para nosotros de la Delegación General de África Francófona, 89 años después de la llegada de los primeros Misioneros Pioneros a la República Democrática del Congo.
 
Esta apertura del nuevo Noviciado tuvo lugar en Kinshasa, Comuna de Mont-Ngafula/Kimbondo en la diócesis de Kisantu. Fue durante la misa presidida por el padre superior delegado, el padre Louis-Guelord ASEME, SMM. La nueva Casa ha sido dedicada a la protección materna de María, Nuestra Señora del Santísimo Rosario. En referencia, sin duda, a la intuición fundamental y a la importancia siempre concedida al Rosario por Montfort como misionero y maestro espiritual. Para el padre de Montfort, el Rosario mariano ha sido siempre escuela de formación, escuela de fe, escuela de conversión. No sólo lo ha experimentado, sino que ha podido leer en la historia misma de esta oración mariana los frutos de vida evangélica y de santidad que ha producido en los fieles (cf. SAR, 1).
 
En el número 193 de la ASE, que corresponde al número 9 del SAR, san Luis María recuerda que el Rosario «ilumina el espíritu, inflama los corazones y hace que el alma pueda escuchar la voz de la Sabiduría, gustar sus dulces y poseer sus tesoros» y añade: «Para mí no hay nada más poderoso para atraer el Reino de Dios, la Sabiduría eterna, dentro de nosotros, que unir la oración vocal y la mente recitando el santo Rosario y meditando los 15 misterios que contiene». Al proponer que nuestro Noviciado tenga a María como patrona, nuestro ardiente deseo es «ponernos en la escuela de María, para dejarnos introducir en la contemplación de la belleza del rostro de Cristo y en la experiencia de la profundidad de su amor» (cf. Rosarium Virginis Mariae, 2).
 
María, parafraseando a Federico Ozanam, es un tipo que hay que esforzarse por realizar: como ella misma ha realizado el tipo divino que es Cristo; es una vida que hay que continuar: como el Señor quiso necesitar a María para llevar a Aquel que lleva todo al mundo, este mismo Señor quiere necesitarnos hoy para llegar a nuestros hermanos/hermanas en humanidad (cf., Vivir la Eucaristía con María, en L-M Grignion de Montfort, El libro de oro, Edición 2021, p.375); un corazón al que hay que calentar su corazón; una inteligencia en la que se deben buscar luces; un modelo en la tierra y una protectora en el cielo que merece un doble culto: el de imitación y de invocación». Nuestra elección del nombre puede resumirse en esta gran invitación de nuestro Santo Fundador, Cœpit Jesus facere et docere (Hch 1,1). Imitemos a Jesucristo, que comenzó haciendo lo que enseñó», (SAR, 2) y seremos libres, capaces de decir cada día, «Señor, ¿dónde quieres que te sirva? ».
 
La ceremonia de apertura tuvo dos momentos significativos: la instalación del padre David GIA-PUNDA, SMM, maestro de novicios, seguida de su profesión de fe y la entrada en el Noviciado de los 9 postulantes: Vincent, Yannick, Floribert, Jofred, Guellord, Adolphe, Justin y Trésor. En su homilía, a la luz de los textos del día, el padre Louis Guelord nos invitaba a la esperanza, a no ceder a cualquier tentación como la Virgen María: Dios es más fuerte que el dragón, porque su poder aplasta todas las fuerzas del mal. El dragón, a pesar de su fuerza, su poder no ha logrado poner fin al proyecto de Dios; no ha logrado interrumpir o ser obstáculo al proyecto de Dios manifestado y realizado por medio de María».
 
La misa contó con una gran participación de la familia montfortiana: estuvieron presentes el Noviciado de nuestras hermanas Hijas de la Sabiduría que animó la misa; fray Ruphin, Provincial de los Hermanos Benedictinos de San Gabriel con otros Hermanos, diversas Congregaciones que residen en la meseta de Kimbondo y de los fieles, los padres Federico y Juan Pablo, SMM.
 
Antes de la bendición final, hemos seguido 2 mensajes importantes: saludos y apoyo del P Luiz Augusto STEFANI, SMM, Superior General y su Consejo, y Padre Felix Mabvuto PHIRI, SMM, Asistente General encargado de África-Madagascar. Terminamos con la cena fraternal, bien presentada por el padre Jean-Louis WENZA, SMM, Socio y ecónomo del Noviciado. ¡Gracias, nos encomendamos a sus oraciones y oramos por cada uno de ustedes!
 
 
Equipo del Noviciado










0
reseñas
Regreso al contenido